11 may. 2009

Pequeñas Pinceladas

Poco a poco voy avanzando en este proyecto (y tan poco a poco). Estoy probando a trabajar con más detenimiento, con pinceladas cortas, rápidas y repetitivas, pero cortas al fin y al cabo. Y el resultado me está gustando. Antes solía usar pinceles más gruesos (12, 16 o más), pero esta vez casi todo lo estoy haciendo con un 4. Abocetando colores primero, marcando zonas, difuminando, sombreando, contorneando... detalle a detalle. Y luego volviendo a repetir cada zona, para sacar volumen y profundidad al fondo. En unos días sobrepintaré toda la zona izquierda.
Quiero que se "entienda" bien el fondo, pero sin que quede definido. En este caso, el fondo es el protagonista, el hongo es el centro de atención, pero quiero que se aprecie la distancia. Todo el fondo vibra por la explosión, pero no deja de ser el fondo, y esto quiero que contraste con la quietud plana del primer plano. Ahora, que lo consiga o no ya lo veremos.
Por ahora me estoy recreando en cada mancha. Creo que hay que prestar la misma atención a cada motivo, a los principales y a los de relleno, al primer plano y al fondo. Incluso en los fondos más neutros o en los más abstractos, cada pincelada debe ser tomada con la importancia que merece. Esto es lo que llevo queriendo hacer desde hace tiempo pero, a veces, las prisas desconcentran. Además me estoy dando cuenta de que inconscientemente necesito "controlar" el proceso (y con necesito quiero decir que debería hacerlo, no que lo haga), y esto parece estar reñido con mi intento de técnicas de chorreo de pintura.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario