18 ene. 2010

Un poco de experimentación... en la cocina

Salmón a la Plancha sobre Bechamel de Gambas.

La parte del salmón a la plancha no tiene ningún misterio, en una plancha con un poco de aceite se hace el salmón y un puñadito de gambas. Poca sal y pocas especias ya que todo irá en la "salsa".
Para la bechamel, en una satén se pocha cebolla y zanahoria muy muy picadas, un buen puñado de gambas (que vamos aplastando o troceando según se hagan), eneldo, perejil,pimienta, pimentón, un poquito de azafrán y sal. Cuando esté todo bien hecho y bien mezclado, se retira a un plato con todo el jugo que haya soltado.
En la misma sartén, limpiándola con papel de cocina, se hace una bechamel (la de siempre, mantequilla, harina, leche, etc.). Cuando ligue se añade el sofrito de las gambas, se mezcla y se va aligerando con caldo de pescado o más leche hasta que quede un poco liquida.


Lógicamente conviene hacer primero la salsa y, en el último momento el salmón.



Para emplatar, bastante base de bechamel (la cantidad al gusto de cada uno, a mi me gusta con mucha salsa), encima ponemos la rodaja de salmón y, encima unas pocas gambas en fila o en montoncito.
Se podría decorar también con perejil, eneldo, etc.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario