7 abr. 2010

Por Fin... ACABADO

Nunca Fuimos Ángeles II me ha dado más de un quebradero de cabeza. Empezó siendo demasiado podre de elementos, sólo la pelea y una gran salpicadura, sobre un fondo neutro. Faltaban elementos para dar sentido a la idea de violencia=estética / juegos infantiles=violencia asumida. Después de un primer intento, volví a reestructurar la composición y empecé de cero.

El fondo se convirtió en una pantalla de Pacman, y las salpicaduras en una gran explosión. Y fueron surgiendo nuevas ideas (una azafata abre la puerta de emergencia de un avión = evasión a un mundo nuevo, a lo desconocido, al mundo de las ideas no convencionales, regresión a la infancia, ...), nuevos protagonistas (Super Mario sobre un destello dorado), nuevos personajes discordantes (un gamo de Riofrío con casco espacial).

Algunos de estos elementos fueron apareciendo una vez empezada la obra, lo cual implicaba nuevas capas de blanco, repintar, ocultar transparencias, definir detalles, contornear figuras con rotulador o a pincel, etc. Y, como me gusta que se vea el proceso creativo, pensé en dejar parte de estos "retoques" a la vista, como por ejemplo algo del calco amarillo o la chica en bikini (además esta figura en blanco y negro aporta cierto aspecto de comic a la obra).

Creo que el resultado final, aunque cargado de figuras discordantes y con una aparente composición anárquica, queda bastante homogéneo y cerrado. Creo que este tipo de composición "sinfónica" podría ser un punto de inflexión en mi obra y siente las bases de mis futuras creaciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario