12 abr. 2010

Explicación

Durante la inauguración de click-KABOOOM, mucha gente me pidió que le explicara un poco las obras, el porqué de la mezcla de personajes, de las señales de tráfico, los títulos de los cuadros, o el nombre de la exposición. Muchos me decían que el colorido tan atractivo y la variedad de personajes conocidos fuera de su entorno habitual, les daba cierta curiosidad pero les costaba comprender la obra.

Incluso la vicepresidenta de la Casa de Aragón me propuso escribir un resumen para que ella pudiera explicar mi obra a los futuros visitantes.

Click-KABOOOM es un juego de palabras entre los muñecos de Playmobil y la onomatopeya de un botón al accionarse, unido al texto gráfico de una explosión de comic.

Hace referencia a cómo llegan las ideas, cómo se enciende la luz, cómo se activa la neurona y explota la creación. Pero también se refiere a la dualidad entre los juegos infantiles y la violencia (asumida) con la que convivimos. Esta violencia asumida está presente en muchos juegos infantiles, indios y vaqueros, videojuegos, etc. pero los personajes infantiles también pueden servir como reflexión de nuestra sociedad de ideas preconcebidas, de anonimato, de doble moral, de apatía, carente de motivación, o incluso un tanto aburrida. Estos aspectos negativos del lado aburrido de nuestra vida se representan en la obra Uno entre Un Millón. De entre una gran multitud apagada y gris, sólo unos pocos consiguen proyectar su optimismo y su “joie de vivre” a los demás.

En click-Kabooom las obras están cargadas de elementos infantiles pero, al descontextualizarlos, se les confiere una nueva carga de significado. Así, por ejemplo, una señal de “prohibido circular a más de 40” puede recibir el título de Scalextric y simular una señal de”prohibido adelantar”, para referirse al recuerdo que podemos guardar la gente de 30-40 años de nuestros juegos de niños. Un vaquero “anónimo” (juego infantil de violencia asumida) contrasta con un fondo de papel de envolver con cervatillos y enanitos, o un click dibuja a su mujer ideal (mito de Pigmalión y Galatea) con un Edding 3000.

Junto con los personajes infantiles y la descontextualización de elementos, el tercer común denominador de esta exposición es el mundo de la Publicidad, el Diseño Gráfico y los Medios de Comunicación. Por una parte esto se debe a que los bocetos para estas obras están realizados en Photoshop, y la “maquetación” de muchas de las obras sigue procesos del lenguaje del Diseño Gráfico y de la Publicidad (más de 10 años como Diseñador Gráfico y 7 como Director Creativo). Además gran parte de las imágenes utilizadas están buscadas o encontradas al azar en Internet, o bien recurriendo a logotipos o iconos presentes en el inconsciente colectivo (señalética del Metro, gaseosa Schuss, bolígrafos Bic, rotuladores Edding, lápices Carioca, la Carta de Ajuste de TVE, etc.).

En definitiva, Click-Kabooom propone al espectador plantearse la realidad que le rodea, sus recuerdos de infancia y las ideas preestablecidas, bajo una nueva mirada, mirar con nuevos ojos.

En cuanto a la técnica utilizada, aunque la base de casi todas estas obras es el óleo, este puede aparecer mezclado con otros materiales como acrílicos, pintura industrial, tinta de rotulador, según las necesidades de cada obra. En el caso de los retratos, aparecen tres técnicas distintas. Daniela es un retrato digital (Photoshop e Illustrator) impreso en offset sobre lienzo. Con esta técnica, este mismo retrato se puede imprimir en casi cualquier tamaño. JxD está realizado con spray industrial (patrón del fondo) sobre una capa de imprimación repartida a chorretones, y óleo (pero siguiendo la técnica de colores planos del acrílico). Si yo Tropezara, es un autorretrato sobre una señal de tráfico abandonada. Está pintado con spray y acrílico, pero confiriéndole un aspecto de graffiti de stencils (plantillas pintadas con spray)."


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario