20 sept. 2010

C&J ¿acabado?


No estoy muy seguro de haber acabado este retrato o no. La verdad es que todo depende de si gustará o no a los interesados tal cual está ahora, o querrán algún cambio.
Después de infinitos bocetos a mano, en Photoshop, en grande, en pequeño, por detalles, por separado, collages, cambios de pelo, de fondo, de posición, de facciones, etc. he descubierto que la solución estaba en los ojos.
En las fotos de las que partía casi siempre salían con los ojos cerrados. Me pidieron que se los abriera, pero no cuadraban las posiciones de unos ejemplos y otros. Además todos los bocetos quedaban excesívamente exagerados o perdían la semejanza con los rostros originales.
En el caso de Él, encontré el punto intermedio con bastante facilidad, pero Ella no llegaba a convencerme. Así que decidí tirar por la calle de en medio y improvisar sobre el lienzo, no abrirlos mucho y simular una veladura de las pestañas sobre los ojos entornados. Y entonces todo cambió radicalmente. Ella sí convencía, mi mujer (que es quien más les conoce) decía que ahora sí se parecía y mucho. Pero al repasar los contornos de los ojos de Él, todo se fue al garete. Eran demasiado gruesos, los ojos desentonaban con el resto de la cara, quedaban demasiado cerrados o demasiado abiertos. Pulí este fallo, repinté los contornos y el blanco, pero ahora, después de ponerle remedio a esto, creo que los dos ojos no miran hacia el mismo punto.
No sé si ya es obsesión o es que realmente Él se ha quedado bizco o que tiene un ojo tipo el actor Rufus Sewell
Por ahora no he enseñado el resultado final a los interesados, prefiero que el público objetivo del blog sea quien juzgue. Y, por favor, quien les conozca y lea esto, que no les diga nada por ahora.
Así que adelante... y sin cortarse. Espero respuestas, gracias.

4 comentarios:

  1. Ella está perfecta, el resultado me gusta mucho, pero efectivamente los ojos de él no cuadran, o eso me parece.
    Saludos, y felicidades por el blog.

    ResponderEliminar
  2. Gracias, M&V. Al final, con un par de retoques pude corregir ese pequeño "defecto" del ojo antes de entregar la obra. La pena es que no hiciera una foto definitiva.
    Espero que sigais comentando mis nuevas entradas del blog.

    ResponderEliminar
  3. Hola Gonzalo,es interesante tu trabajo, complicado definir cuando esta acabado un cuadro, en mi caso yo dejo una obra por aburrimiento, cuando retoco y noto que no mejora entonces empiezo a perder interés,en ocasiones, retomo cuadros antiguos y cambio cosas, otras veces no tengo esa posibilidad, si la composición no me funciona tarde o temprano terminare borrándolo, de cualquier modo buen trabajo! encargos de abrir ojos que están cerrados....yo siempre les digo, que eso en Lourdes,jeje
    reitero, buen trabajo!
    Un saludo!

    ResponderEliminar
  4. Gracias por tu comentario Julián. Lo cierto es que ahora estoy en ese momento de repasar antiguos trabajos y retomarlos dándoles un nuevo enfoque. Son esos trabajos que incluso cuando los has dado por finalizados, no acaban de convencerte.
    Pero en este caso no había posibilidad de abandono, era un encargo y había que entregarlo sí o sí, aunque cierto es que lo había tomado con bastante empeño y al final ya empezaba a cansarme.
    En cuanto al tema de "abrir ojos", es curioso que la gente te vanga con su foto favorita pero aún así te digan "me encanta, pero si de paso me puedes cambiar tal o mejorar tal".

    Un saludo, y gracias de nuevo.

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario