10 mar. 2011

Poco Tiempo y Mucho Trabajo



Una vez acabado todo el contorneado de negro de la niña y su gran oro a modo de nimbo, por fin he podido meterme con una de las partes que tenía pendientes desde el principio de este trabajo. La pareja de amantes por fin tiene color. Bueno, técnicamente no, están en blanco y negro y casi más abocetados que definidos. Quizás he tardado tanto en ponerme con esta parte porque no tenía muy claro cómo plasmarlos. La imagen original era un grabado de principios del siglo XX, y mi boceto imitaba (a boli) el tipo de trazo y los tonos, pero no tenía muy claro cómo pasar este aspecto a óleo. Al final he tirado un poco por la calle de enmedio, he decidido hacer una especie de grisalla a la que luego superpondré un silueteado en tinta con los detalles de la ropa y facciones de las caras.


Por otra parte, mientras esperaba a que secara todo el contorneado negro del astronauta, he introducido nuevos elementos. Dentro del primer caracol he colocado una de mis ya casi tradicionales señales de tráfico. En este caso una de "precaución zona escolar", haciendo un poco de alusión a mi advertencia de ver las cosas dsde los ojos de un niño. Esto también puede resumir bastante bien algunas facetas de mis últimos cuadros.

Pero también he preparado la cama de blanco de un nuevo caracol que pasea sobre el cubo de rubic. Este llevará una señal de "altura máxima 5 metros" (con la que me cruzo todas las mañanas en la M-40), en clara alusión a la temática del cuadro de espacios ocupados.

Por tanto, y aunque parezca que ya me queda poco, aún tengo que "repintar" todo el fondo de la zona superior (el fondo de marcianitos) y el desnudo que "volará" por detrás del astronauta. Pero, para elllo, debo esperar por lo menos a que sequé la parte central del cuadro y así poder superponer las distintas plantilla sin manchar el trabajo. Y durante este tiempo, según se vayan secando distintos elementos iré rematando con silueteados negros, retoques de color, sombras, etc. Con todo este trabajo por delante, y con tan poco tiempo antes de la inauguración, no sé por qué pero me da que esta obra llegará un poquito humeda a la exposición.

2 comentarios:

  1. Bueno... Lo importante es que saques todo adelante... Y si no, pones un cartel que ponga:
    "NO TOCAR, RECIÉN PINTADO", jajaja (original...)

    ResponderEliminar
  2. Jajajajaja, no sería la primera vez. Incluso creo que he llegado a entregar algún cuadro vendido todavía húmedo.

    El inconveniente en este cas oes que la última fase sería rotular en negro los contornos de alguna figuras, y eso no lo puedo hacer con el óleo húmedo. Es más, tiene que estar sequíiiiiiisimo para que la tinta coja bien.

    De todas maneras, estoy preparando otro cuadro en acrílico por si no llegar a tiempo con este.

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario