30 dic. 2011

Últimos Días

Parece que ha llegado el momento de recapitular y analizar el desarrollo de este año que se acaba, y aunque económicamente seguimos en un mal momento (y siempre nos queda la esperanza de que otros tiempos mejores llegarán), la verdad es que yo no me puedo quejar en cuanto a mis logros artísticos.


Mi año empezó con una obra seleccionada para el Premio de Pequeño Formato de la Asociación AEDAL y, aunque no gané ningún premio, para mi fue una gran satisfacción ver mi Compro Oro (Danae) colgada en la Galería Artis, de Valencia.

Además, en Abril realicé mi exposición Reintropopspectiva en el Centro Cultural de Montecarmelo (Madrid), con gran éxito de asistencia y alguna que otra venta y encargos. Con motivo de la exposición apareció publicada una entrevista mía en la revista Zitus Madrid, así como varias notas de prensa en periódicos locales y digitales.
Además, parece que esta exposición fue el detonante de muchos de los eventos que vendrían a lo largo del año.

Durante esa exposición se fraguó parte del proyecto Le Pop-Up organizado por mis amigas Camila Bores y Claudia Pou, y su agencia Atrapaunleón, en el cual participé en su primera edición del 16 al 18 de Junio en el restaurante Go Kaiten, de Madrid. En este pop-up vendí, no sin cierta pena, mi Uno Entre un Millón.

En Mayo, la Asociación Artruismo en Acción me propuso participar en la exposición benéfica Por Ellos que tuvo lugar en la sala El Águila (Madrid) y que sirvió para recaudar fondos para la Asociación de Fibrósis Quística.

En Junio formé parte del proyecto Walking Gallery organizado por Cristina Ruiz Baña junto con artistas como Yolanda Luján, Enrique Gómez, Elena Zanca, Apong Bertud, Cristina Antón Sabine Felden, Seddick Slimani, La Saio, Patricia Mateo, Guill Yakome, MErce Tamayo y Mónica Pérez Yañez.

También a raíz de Reintropopspectiva surgió la posibilidad de organizar un espacio de Arte en el Centro Comercial Montecarmelo, y en Septiembre realicé mi exposición Vuelve. En este caso no hubo mucha venta, pero pude presentar mis primeros trabajos de Arte Digital realizados en Illustrator y Photoshop, y que darían sus frutos más adelante.

Esos mismos trabajos digitales fueron seleccionados para la II Exposición Colectiva de Arte Digital organizada por Talentyart en el Cetro Cultural Paco Rabal (Madrid). Para mi fue todo un orgullo ver mis trabajos colgados junto con las geniales obras de mi amigo Alberto Perucha, y de otros muchos artistas digitales.

Pero, por supuesto, la mayor alegría de este año ha sido el nacimiento de mi segundo hijo hace exactamente un mes. Gordo, grande y tan guapo como su hermana mayor, no deja ni un segundo libre para poder dedicarme a pintar. Así que supongo que hasta que no nos acostumbremos a nuestro nuevo inquilino tendré que dejar apartados los pincelces durante un tiempo.

Y, por último, parece que el Año me guarda para el último momento alguna pequeña sorpresa, la venta de DOS copias de mi obra digital Escribe Normal en impresión fotográfica de 40x30cm. Parece que el público ve este tipo de trabajo como una buena idea para hacer regalos originales para estas fechas navideñas.

Resumiendo, creo que 2011 no ha ido demasiado mal, por lo menos artísticamente no me puedo quejar. Ahora sólo falta seguir regando estas semillas que he plantado a lo largo de este año para que sigan creciendo durante 2012.

Sin nada más que añadir, Feliz Año 2012.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario