4 sept. 2012

Homenajes no intencionados

Ahora que estoy retomando poco a poco mi actividad artística he recuperado algunos bocetos que tenía medio olvidados. Algunos de ellos eran simples ideas sueltas que no tenía muy claro cómo enlazar o simplemente eran personajes que sabía que algún día colocaría en una obra. En otros casos tenía ya la composición definitiva, la escana completa e incluso las plantillas de los bocetos para pasar lienzo.
A estos ultimos (bocetos con todo bien definido) pertenece el cuadrito que ya presenté en el último post, mi "astronauta sorprendido", y en el que actualmente estoy trabajando (como siempre lento pero seguro).
Esta idea surgió mientras trabajaba en mi gran lienzo (que no veo el momento de terminar) Invasores del Espacio. Si ahí pretendía crear una amalgama caótica de personajes rodeando una silueta de un extraño astronauta, ahora quería representar el momento de sorpresa de un astronauta ante la inmensidad del espacio. En definitiva un Neil Armstrong Playmobil que resume su celebre frase en un simple "WAAAW!!!".

En cambio, el otro cuadro que acabo de empezar pertenece a las ideas sueltas que no sabía bien qué hacer con ellas. Este cuadro llevará por título algo así como El Arte de Matar el Arte, y representa a Marilyn Monroe apuntando con una pistola al craneo con diamantes de Damien Hirst.
No tenía intención de relacionarlo con el 50 aniversario de la muerte de Marilyn ya que comencé a plantear la idea y a recopilar imágenes hace más de un año. Tampoco tenía claro cómo hacer un cuadro de la actriz sin caer en los tópicos o en cualquiera de sus imágenes tan trilladas. Por otra parte llevaba tiempo queriendo hacer algo con la "no-se-muy-bien-cómo-llamarla" calavera de Hirst, y utilizarla como representación de la cantidad de chorradas que se venden hoy en día como obras de arte. Además tengo cierta fijación con representar pistolas en mis cuadros, y quizás fue esto el detonante de la relación de ideas entre Marilyn (persona-personaje-icono-objeto) y Hirst (ejemplo de pseudo-producto marketiniano disfrazado de obra de
Arte).
Lo dicho, no tenía intención de hacer ningún homenaje. Pero no sé cómo, resulta que los dos trabajos que tengo entre manos hacen referencia a dos personajes que se convirtieron en iconos de universales.
Por desgracia Armstron murió hace una semana y, tristemente, los homenajes que ha recibido han sido más bien escasos.
Marilyn murió hace 50 años, hoy en día sigue siendo tan "joven" y sexy como entonces, sigue siendo el icono sexual por excelencia. Pero realmente quien murió fue Norma Jean Baker, y nadie la recuerda.
Sirvan estas dos obras de pequeño homenaje.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario